Hablemos de Historia del ARTE

China y sus Dinastías

China se caracteriza históricamente por sus signos de independencia respecto de otras culturas asiáticas.
Este país se precia de tener una historia de más de 5000 años de antigüedad, aunque algunos autores aseguran tiene más de 10.000. Podríamos sintetizarlo como Edad Paleolítica aprox. 1,7 millones a 10.000 años, Edad Neolítica 10.000 a 4.000 a.C. La cultura Mijiayao ocurrió ya hace de 5000 a 4000 a.C. en el curso superior del rio Huanghe. Su cerámica pintada alcanzo el pináculo de arte antiguo chino de la cerámica. En las ruinas de estas tres culturas, un montón de cerámicas fueron escavadas, cuyas superficies tiene muchos dibujos de colores y varias patrones, incluyendo las figuras humanas, peces e insectos, pájaros y animales, flores y plantas y patrones geométricos, por lo tanto se llama a la cultura de este periodo “La cultura de la cerámica pintada”.

Imagen ilustrativa Una jarra de cerámica pintada de la cultura Mijiayao 5000 a.C.

El pueblo chino no ha tenido grandes invasiones y por lo tanto su cultura principalmente, su escritura y su pintura apenas han variado.
Las dinastías son unos de los elementos más importantes en la estructura histórica de China, pues su influencia y poder se extienden de manera notable largo de los siglos.
Cuenta la leyenda que los primeros habitantes de China se establecieron en la cuenca del Río Amarillo a las órdenes del Emperador Amarillo Huang Di, al que siguieron las diferentes dinastías.

Se dice que la primera dinastía es la dinastía Xia de la que apenas se tienen noticias aunque podemos afirmar que gobernó una región del centro de China desde el siglo XXI al siglo XVI a.C, Y se cree que el último Xia, Jie, fue el tirano cuyo reinado cruel acabó con la derrota militar ante los Shang.

La dinastía Shang, del siglo XVI al XI a C. está bastante documentada gracias a los historiadores chinos y a la abundancia de restos arqueológicos descubiertos en el valle del Río Amarillo, dentro de estos restos se destacan los textos escritos en huesos de animales que son las formas más antiguas que se ha conservado en la escritura China y son por lo tanto, el punto de partida de las investigaciones sobre el origen y el desarrollo de los caracteres chinos.

La dinastía Zhou gobernó del año 1045 a.C al 256 a.C. Vivió la aparición del Confucianismo y el “Mandato del Cielo” según el cual, el derecho a gobernar le era concedido al justo. En esta época vivieron los grandes pensadores chinos de la antigüedad y se inició la literatura china clásica.

Periodo de las Primaveras y los Otoños, transcurrió entre el 722 a. C. y el 481 a. C. Este periodo toma su nombre de los Anales de primavera y otoño, una crónica del periodo cuya autoría se atribuía tradicionalmente a Confucio. Durante el periodo de las Primaveras y Otoños, el poder se descentralizó. Este periodo estuvo plagado de batallas y las anexiones de unos 170 pequeños estados. El lento progreso de la nobleza resultó en un aumento en la alfabetización; el incremento en la alfabetización animó la libertad de pensamiento y el avance tecnológico.

Rollo de La Diosa del Río Luo (detalle) (27,1c m×572,8c m), Gu Kaizhi, Museo del Palacio Imperial de Beijing.

La pintura china ha vivido una muy larga aventura si consideramos tan sólo el período clásico en el cual se presenta como un arte autónomo. Su existencia se prolonga por más de dieciséis siglos. Se suele admitir en efecto que el primer pintor anónimo de la historia china fue Gu Kaizhi que vivió entre los años 344 y 406 d. C., de la dinastía Jin (265-420 a.C.), con una autoridad y un dominio técnico asombroso elevó la pintura a una dignidad originaria que conserva desde entonces. Por documentos escritos y los testimonios materiales sabemos que durante la dinastía feudal de los Zhou (1121-256 a.C.) el llamado período de los Reinos Combatientes (453-222 a.C.) y el primer imperio de los Qin y los Han, (221a.C.- 220 d. C.), los palacios y templos, así como tumbas reales, estaban decorados con suntuosos murales de temas religiosos o Morales. Por otra parte poseemos cierto número de pintura sobre seda y una muestra importante de grabados en ladrillo que nos permiten apreciar un arte original, tanto por el uso de la pincelada como de la composición.

El periodo de los Reinos Combatientes, tuvo lugar en la franja de tiempo que comenzó en algún punto del siglo V a. C. y que acabó en la unificación de China por la dinastía Qin en el 221 a. C. Normalmente es considerado como la segunda parte de la dinastía Zhou Oriental, siguiendo al periodo de las Primaveras y Otoños. Al igual que en este último, el rey de Zhou actuó meramente como un emperador títere. El nombre de periodo de los Reinos Combatientes proviene del Registro de los Reinos Combatientes compilado en los primeros años de la dinastía Han. La fecha del comienzo del periodo de los Reinos Combatientes está en disputa. Mientras frecuentemente se cita el 475 a. C. como dicha fecha, siguiendo al periodo de las Primaveras y Otoños, en otras ocasiones se menciona el 403 a. C., la fecha de la tripartición del estado de Jin, como el comienzo de este periodo.

Confucio (filósofo chino)

Es aquí donde nace el Confucianismo, que es una filosofía espiritual o el conjunto de doctrinas morales y religiosas predicadas por los discípulos y seguidores de Confucio tras su muerte. Confucio fue el filósofo chino, más relevante en la historia de china, pero los fundadores, fueron sus discípulos y seguidores de Confucio tras su muerte, que son quienes escriben las memorias de sus palabras, estos son conocidos como Confucianos o confucianistas.
El nombre en chino de su escuela podría ser traducido por ‘Escuela de los Letrados’. El confucianismo ha ejercido una gran influencia sobre China, Corea, Vietnam y Japón. Fue la religión oficial de China hasta el siglo VII a. C.. El canon de la filosofía confuciana lo componen los Cuatro Libros: · Gran Saber, · Doctrina de la medianía, · Analectas, · Mencio.

Su pensamiento se formó durante un largo período que abarca las épocas de Primaveras y otoños y Reinos combatientes (siglos VII al III a. C.). Cuando China fue reunificada por Qin Shi Huang (221 a. C.), ya era una doctrina perfectamente formada y definida, con muchos seguidores y un gran corpus textual. Tras la breve dinastía Qin, su núcleo fundamental se ha mantenido intacto.

Como para la mayor parte de sus contemporáneos, los confucianos ven el cosmos como algo armónico que regula las estaciones, la vida animal, la vegetal y la humana. Si esta armonía era trastornada, habría graves consecuencias. Un ejemplo común que utiliza el confucianismo es el del mal gobernante que conduce a su pueblo a la ruina mediante su conducta.
El mal gobierno contradice el orden natural y viola el Mandato del Cielo. El gobernante que se conduce así pierde su legitimidad y puede ser depuesto por otro que recibirá este mandato.
Escrituras sagradas fueron:
Los cinco clásicos (Liu Ching) Se tratan de la recopilación más antigua. Durante la dinastía Qin se vería afectada por la quema de libros del año 213 a. C. Debido a dicha circunstancia desaparecería el Yuejing (Libro de la música) · I Ching o Yijing (Libro de los cambios o mutaciones) · Shijing (Libro de las odas o poesías) · Shujing (Libro de la historia) · Lijing (Libro de los ritos) · Chunqiu (Anuales de primavera y otoño) · Yuejing (Libro de la música) No está completo. 

Las cien escuelas de pensamiento o Escuelas del Orden

Las cien escuelas de pensamiento o Escuelas del Orden, fueron una serie de filósofos y escuelas que surgieron entre el año 770 al 221 a.C., una época de gran expansión cultural e intelectual en China. A pesar de que este período – conocido en su época más temprana como período de Primaveras y Otoños y como período de los Reinos Combatientes en su última parte – estuvo repleto de caos y batallas, también es reconocido como la Edad de Oro de la Filosofía china por el amplio rango de pensamientos e ideas que se desarrollaron y discutieron libremente. Estos pensamiento e ideas han tenido una enorme influencia en el estilo de vida y la conciencia social de los pueblos del este asiático hasta nuestros días. La actividad intelectual de esta época se caracterizó por eruditos itinerantes, a menudo empleados por varios mandatarios de distintos estados como consejeros en métodos de gobierno, guerra y diplomacia. Este período finalizó con el ascenso de la Dinastía Qin y la subsiguiente purga de ideas contrarias.

Sus libros:

° Confucianismo y sus derivados “Escuela delos letrados”

° Taoísmo “Escuela del Camino”

° Moísmo “Escuela Mo”

° La escuela del Yin-yang “La Escuela de los Naturalistas o Yin-yang

° La Escuela lógica “La Escuela de los Nombres o Lógicos”

° Legismo “La Escuela de la Ley, Legalismo o Legismo”

Templo de Confucio 

El Confucianismo (28 de septiembre, día del maestro en china, de 551 a. C. – 479 a. C.) “Escuela de eruditos” es el conjunto de doctrinas que indiscutiblemente más efectos duraderos han tenido en la historia china. Su legado escrito reside en los Clásicos confucianos, que posteriormente supusieron la fundación de la sociedad tradicional. Él creía que la única forma de un sistema de gobierno verdaderamente efectivo suponía unas relaciones previamente asignadas para cada individuo: “Deja que el gobernante sea gobernante y el súbdito sea súbdito”. Además, sostuvo que un rey ha de ser virtuoso para poder gobernar legítimamente. 

Para Confucio, las funciones del gobierno y la estratificación social eran hechos que habían de ser sostenidos a través de valores éticos, por lo que su ideal humano era el “caballero” o “persona superior”.

El efecto conjunto de Confucio, como promotor e intérprete de un sistema de relaciones basado en el comportamiento ético, y Mencio, como sintetizador y desarrollador del pensamiento confucionista aplicado, proveería la sociedad tradicional china de una estructura integral a través de la cual poder organizar cualquier aspecto de la vida.

El pensamiento confuciano fue objeto de varios añadidos tanto inmediatamente como a través de los siglos, desde dentro y fuera de la escuela confuciana. Las interpretaciones adaptadas a la sociedad contemporánea permitieron cierta flexibilidad dentro del confucionismo, mientras el sistema fundamental de comportamiento proveniente de los textos antiguos forman su base filosófica.

Otro seguidor de las enseñanzas de Confucio. Xun Zi predicó que el hombre no es bueno por naturaleza, sino que la bondad es alcanzable solo a través del control de los deseos y la conducta propia.

Taoísmo, su formulación está atribuida al sabio legendario Lao-Tsé “Viejo Maestro”, considerado anterior a Confucio. El Taoísmo se centra en el individuo en relación a la naturaleza más que en el individuo como ser social. De acuerdo a esta filosofía, el objetivo de la vida para cada individuo consiste en ajustarse y adaptarse al ritmo del mundo natural (y el sobrenatural), seguir el Camino (Tao) del Universo y vivir en armonía. Opuesto en muchos sentidos a la moralidad rígida y a la ceremonioso del Confucionismo, el Taoísmo sintonizaba para sus seguidores con sus rutinarias vidas diarias. Por otra parte, se oponía frontalmente al Legismo, ya que reprobaba cualquier tipo de sometimiento dogmático a normativas absolutistas.

El Moísmo, fue desarrollado por los seguidores de Mozi, o Mo-tzu, (470 a. C. – c. 391 a. C.). A pesar de que esta corriente de pensamiento no sobrevivió a la Dinastía Qin, el Moísmo está considerado como un importante rival del Confucionismo en el período de las Cien Escuelas de Pensamiento. Su filosofía descansaba en la idea del amor universal: Mozi creía que “todos son iguales bajo el cielo” y que la gente debería tratar de imitar al cielo llevando a cabo la práctica del amor colectivo. Su epistemología puede ser vista como un empirismo materialista primitivo. Él creía que el conocimiento humano debería basarse en la percepción propia -las experiencias sensoriales de cada uno, como la vista y el oído-, más que en la imaginación o la lógica interna, elementos fundados en la capacidad humana para la abstracción.
Mozi defendía la moderación, condenando el énfasis del Confucionismo en el ritual y la música, que consideraba extravagantes. Creía que la guerra conducía a la ruina de los Estados y la miseria del pueblo y, por ello, defendía el pacifismo o, como mucho, la defensa. La conquista de objetivos sociales, de acuerdo con él, precisaba de unidad de pensamiento y acción. Según su filosofía política, la población debería siempre obedecer a sus líderes, y estos deberían seguir en todo momento las leyes del cielo. A pesar de que el seguimiento del Moísmo prácticamente desaparece al final de la Dinastía Qin, se dice que sus puntos de vista han tenido gran influencia en el pensamiento legista.

La Escuela del Yin- Yang, era una filosofía que sintetizaba los conceptos de yin-yang y el de los Cinco elementos. Se considera a Zou Yan como fundador de esta escuela.
Su teoría intenta explicar el universo de acuerdo con fuerzas básicas de la naturaleza: los agentes complementarios de yin (Femenino, oscuro, frío, negativo) y yang (Masculino, luminoso, caliente, positivo) y los Cinco Elementos o Cinco Fases (agua, madera, fuego, tierra y metal). En sus inicios, esta teoría estaba principalmente asociada a los estados de Yan y Qi. En períodos posteriores, estas teorías epistemológicas adquirieron mayor importancia tanto en la filosofía como en las creencias populares. Esta escuela fue posteriormente absorbida dentro de las dimensiones alquímica y mágica del Taoísmo, así como dentro del marco de trabajo de la medicina china. Los registros más antiguos que sobreviven son los Textos de Mawangdui y el Huangdi Neijing.

La Escuela lógica, nació del Mohismo, con una filosofía que se centraba en la definición y en la lógica. Se considera que las escuelas sofistas y dialécticas griegas tienen paralelismos con ella. El lógico más importante fue Gong Sunlong.

La Escuela del Legismo, fue una doctrina formulada por Han Feizi (Circa 280 a.C- 233 a.C) y Li Si (280 a. C., Chu – 208 a. C., Shaanxi), que mantenían que la naturaleza humana era profundamente egoísta; de acuerdo con esto, la única forma de preservar el orden social era la imposición de una disciplina desde arriba, con un estricto refuerzo de las leyes. Los legalistas creían en el Estado por encima de todo, buscando su prosperidad y sus habilidades sobre el bienestar de la gente. 

Tuvo una gran influencia para la legitimación del Imperio como forma de gobierno. Durante la Dinastía Han, se tomaron los elementos más prácticos del Confucionismo y del Legalismo, algo que marcó la creación de una nueva forma de gobierno que permanecería prácticamente intacta hasta finales del siglo XIX.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola, como estas? Estamos en linea para resolver consulta